domingo, 29 de enero de 2012

¿No sabes que día es hoy?

Uno, inspira. Dos, expira. Tres, inspira. Cuatro, expira. Vale. Ahora, abre los ojos y levántate. Vete al baño, lávate la cara y vuelve a respirar bien hondo. ¿A qué ahora ves las cosas un poquito más claras? Dirígete a la cocina y desayuna. Dos tostadas con mermelada de fresa, un tazón de leche con una buena ración de cereales y un vaso de zumo de naranja o melocotón. Necesitas energía para afrontar un día como hoy. Vuelve al baño. Cepíllate el pelo y ponte ese moño que tan bien te queda. Un poco de sombra en un tono vainilla en los ojos, un poco de colorete color melocotón para resalta las mejillas y en los labios, tu pintalabios rojo pasión favorito.  Ve a tu habitación y ponte esa preciosa y blanca falda nueva que te compraste la semana pasada, esa camiseta de tirantes que tanto te gusta y esas cómodas pero bonitas zapatillas rojas que tienes en tu armario. Mírate en el espejo ¿Estás preciosa? Claro que sí, como siempre. Sal a la calle. Ahora ya estas lista para un día tan especial como hoy: el primer día del resto de tu vida.

2 comentarios:

Sra. T dijo...

Eso lo teníamos que hacer todos con más frecuencia ;)

Me quedo por aquí.

Besotes

Sonia dijo...

Gracias :)