jueves, 28 de junio de 2012

Más que un equipo, un sentimiento.

A mi el fútbol no me gusta. Lo detesto. Me aburre. Y como a mi a mucha gente. Pero hay un color, una selección, un país, unos jugadores, que convierten el fútbol en más que una afición, que me convierten en puro nervio por cada partido jugado, que me convierten en alegría con cada gol y en mucho más que eso con cada victoria. Que hacen que este deporte merezca la pena. Y sí, quizás suene un poco raro, hipócrita me llamaría algunos. Pero aunque en general no es un deporte que me haga mucha gracia, creo que este puñado de hombres que han hecho gritar a 45 millones de españoles lo convierten en una de esas cosas mágicas que nunca dejarán de hacerme disfrutar.

2 comentarios:

Delgaducho dijo...

Yo quería decir lo que tu has dicho.
Te sigo.

Sonia dijo...

Graciaas! :D